sábado, 1 de abril de 2017

La primavera ha venido ¡y apenas he leído!





Pues sí, queridos lectores:  En mis momentos de reflexión, o si lo preferís, de ensueño, suelo pensar lo que voy a contar en el blog.  Y se me ocurren muchísimas cosas. Estos primeros meses quería, por ejemplo, ir publicando reseñas a medida que fuese leyendo los libros, comentar las citas que más me habían impactado, si os los podría recomendar con ardor o si no le iban a gustar a determinados lectores... y estas cosillas que en mi mente tienen un desarrollo brillantísimo.


Luego, claro, me despierto, vivo, trabajo, viajo y duermo, como cada hijo de vecino. Y se me va la idea por las nubes, con los pajaritos y las hojas de los árboles mecidas por el viento... Ejem... perdón.

Para evitar esta dispersión, tomo notas en los formatos digitales o, para los libros en papel, voy cargada de post-its con los que señalo esos párrafos que me inspiran y que rondan mi imaginación esperando que los plasme en el blog.  De momento, os contaré lo que he leído hasta ahora a la espera de sus respectivas reseñas.


        











  • El último encuentro, de Sándor Márai, traducido del Húngaro por Judit Xantus Szarvas. Un libro delicado, intimista, que nos desvela la  historia de los personajes hasta descubrir el misterio que los mantiene unidos y separados a la vez.  Lleno de frases para pensar.  

  • Besos de nadie, de Victoria Ash. Poemas frescos y llenos de sentido. Tomé la decisión de regalarle este libro a mi hija tras leer esta estupenda entrada en el blog de MientrasLeo. 

  • Nada, de Carmen Laforet.  En realidad, es la tercera vez que lo leo. La primera era muy joven, lo leí por recomendación de mi profesora de literatura y me gustó tanto, que guardé un buen recuerdo de él. Ya algo más madura, lo releí y esa impresión perduró. Por ello, cuando en un club de lectura propusieron este título no lo dudé. Bien escrito, mantiene la actualidad en muchos de los temas que trata, en algunos casos, para desgracia de algunos.

  • El blog de la doctora Jomeini, de Ana González Duque. Es una recopilación de artículos aparecidos en dicho blog, en los que cuenta con mucha gracia y naturalidad las peripecias de una residente de anestesia. 

¿Cuatro libros en tres meses? ¿Cuatro libros finitos? ¿Y tú eres una ávida lectora? No queridos, no. La cosa no queda ahí. Tengo momentos conejillo de indias también: estoy leyendo una novela aún no publicada de unas seiscientas páginas, que me está gustando bastante, que además, alterno con otras lecturas no profesionales:

  • Estoy a puntito de terminar El afinador de pianos, de Daniel Mason, traducido por Gemma Rovira Ortega. Una historia sobre un afinador de pianos, que ha de emprender un viaje a Birmania, durante la colonización británica. Con momentos que me recuerdan a Pasaje a la India, de Foster, respecto a la caracterización de los personajes y la manera de describir los paisajes entretejiéndolos en la novela como si de otro protagonista más se tratase. 


Estoy en ello

  • Khimera, de César Pérez Gellida. No sabía muy bien qué me esperaba dentro de sus páginas, pero la portada me enganchó. Me encontré con un mundo futuro, lleno de cambios geopolíticos y muchos, muchos nombres extraños.  Necesitamos encontrar al bogatyr, que... (bueno, ya os enteraréis) el caso es que cuando andaba por la mitad, lo pilló mi marido y se lo está leyendo. Cuando el lo acabe, continuaré.

  • El exilio de Amún Sar, de Juan González Mesa.  El caso es que tuve que ir de acompañante al médico mientras mi acompañada se hacía una serie de pruebas y por no llevar muchos trastos, empecé esta novela corta que tenía en el kindle comprada desde hace tiempo. Es ficción fantástica, muy entretenida, estoy casi casi segura de poder desvelar el misterio... probablemente la termine hoy, en cuanto publique esta entrada. :) 

Sí, porque se me acumulan las tareas y no llego a plasmar los pensamientos para que sepáis que sigo aquí dando la lata. Tengo más cosas que contar, pero, eso es otra historia. 


¿Sois tan desordenados como yo en cuestión de empezar lecturas cuando aún no habéis acabado las otras? ¿No sabéis cuál acabar primero?


Feliz primavera lectora.













5 comentarios:

  1. Bueno... ya sabes lo que dicen... mejor calidad que cantidad... yo por ahora estoy leyendo una media de 4 libros por mes... tampoco es gran cosa!! ;)

    ResponderEliminar
  2. Holaaa bonita, sí, yo también soy así más que nada porque tengo muchas lecturas pendientes así que tengo que leer varios libros a la vez a veces, a no ser que me guste muchísimo una lectura y le quiera prestar todo mi tiempo solo a ella jejeje un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosa.
    Qué alegría ver que has publicado algo por aquí, biennn.
    Aunque no coincidimos en lecturas, tenemos mucho en común. Me has definido tb a mí. Pero hay que vivir, ¿no? Eso es lo importante.
    Sí he leído más este mes, pero me organizo fatal para el blog, porque como tú, antepongo vivir. ¿Y qué? ¡A la porra!
    Besazos guapa

    ResponderEliminar
  4. Es normal que no se pueda plasmar todo lo que leemos en el blog, detrás hay vida y muchas cosas que hacer...yo ahora mismo dispongo de más tiempo, pero sé que llegará un día en el que probablemente tenga que decidir continuar o no. Es normal.

    La verdad es que tus lecturas no pueden ser más diferentes e interesantes, "Nada" me apetece muchísimo y esas dos historias de Salamandra me gustan...al menos suena genial lo que has contado.

    Yo con los libros ahora soy más organizada, pero hace años empezaba un libro, lo dejaba, cogía otro...e incluso en mis años de carrera apenas leía. Va por temporadas ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Si supieras lo reflejada que me acabo de ver en tus primeros párrafos... Tal cual... Se me ocurren mil cosas que publicar y luego me despierto y se me ocurren mil cosas que hacer que se compaginan con esas que hago para digamos... Perder el tiempo, lo que se traduce en que leo mucho menos de lo que me propongo pero ahí estamos... Jajaja! No coincidimos esta vez en lecturas aunque MitadOscura se ha leído "Khimera" y algunos de los que has nombrado están en mi lista de pendientes eternos... Un besazo!!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por leerme y comentar!